Abogados de familia – Derecho de Familia

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Uncategorized

ABOGADOS DE FAMILIA - DERECHO DE FAMILIA

derecho de familia abogados de familia

El Derecho de familia regula fundamentalmente tres aspectos:

  • a) El matrimonio, a su vez, comprende las normas jurídicas relativas tanto a su celebración, como a sus efectos personales y económicos, incluidos los regímenes económicos matrimoniales, y las distintas situaciones de crisis como son la nulidad, la separación y el matrimonio.
  • b) La filiaciónincluye tanto la filiación matrimonial como la extramatrimonial y la adoptiva, y en último lugar la patria potestad.
  • c) La tutela comprende el conjunto de normas jurídicas referentes a la guarda y protección de menores o incapacitados no sujetos a la patria potestad.

El derecho de familia consiste en un conjunto de estatutos y precedentes que rigen las responsabilidades legales entre individuos que comparten una conexión doméstica.

Generalmente involucran a personas que están relacionadas por consanguinidad o matrimonio, pero el derecho familiar también puede afectar a aquellos en relaciones más distantes o casuales, aparte de los cónyuges.

abogados de familia en bogota, cali, medelin, neiva, barranquilla, manizales, cartagena

Los abogados de derecho familiar ayudan a sus clientes a solicitar la separación o el divorcio, la pensión alimenticia y la custodia de los hijos.

La ley familiar también implica la prevención del abuso físico y emocional y éste es otro campo que incluye el derecho familiar.

Los abogados de Duque Ortiz Abogados cuentan con gran experiencia y desarrollo en temas generales relacionados con el derecho de familia con éxito total en el impulso de cada proceso.

Si desea representación legal como demandante o demandado en cualquiera de las siguientes áreas puede consultarnos por medio de duqueortizabogados@gmail.com o en el número 310-5518704 para agendar una cita y verificar la viabilidad de su proceso.

icbf
  • Afectación a vivienda familiar
  • Cancelación del patrimonio de familia
  • Capitulaciones matrimoniales
  • Celebración de matrimonio civil
  • Cesación de efectos civiles de matrimonio religioso
  • Conciliación en derecho de familia
  • Constitución de patrimonio inembargable de familia
  • Custodia y cuidado personal del menor
  • Declaración de ausencia
  • Declaración de existencia de una unión marital de hecho
  • Declaración de muerte por desaparecimiento
  • Denuncia de embarazo
  • Denuncia penal por inasistencia alimentaria
  • Denuncia penal por violencia intrafamiliar
  • Desconocimiento de hijo de mujer casada
  • Designación del guardador legítimo
  • Desvirtuar presunción de donación
  • Disolución de sociedad patrimonial de una unión marital de hecho
  • Divorcio de matrimonio civil
  • Donación por causa de matrimonio
  • Emancipación, privación o terminación, suspensión, restablecimiento de la patria potestad
  • Exequatur
  • Exhortos
  • Fijación, aumento, disminución, exoneración y oferta de alimentos
  • Filiación extramatrimonial, investigación de la paternidad
  • Impugnación de la maternidad
  • Impugnación de la paternidad
  • Insinuación de donación entre vivos
  • Interdicción del demente o sordomudo
  • Interdicción por disipación
  • Inventario solemne de bienes
  • Legitimación de hijo extramatrimonial
  • Licencia de emancipación voluntaria
  • Licencia para enajenar bienes de propiedad del menor
  • Liquidación de la sociedad conyugal
  • Liquidación de la sociedad patrimonial de una unión marital de hecho
  • Matrimonio por intermedio de otro
  • Nulidad de matrimonio civil
  • Permiso para que un menor salga del país
  • Petición de herencia
  • Privación de administración de los bienes del hijo
  • Proceso ejecutivo de alimentos
  • Reconocimiento de guardador testamentario y discernimiento
  • Reconocimiento y legitimación del hijo extramatrimonial
  • Registro civil de matrimonio
  • Regulación de visitas
  • Rehabilitación del interdicto demente o sordomudo
  • Rehabilitación del interdicto por disipación
  • Remoción del guardador
  • Renuncia al usufructo de bienes de hijos menores
  • Restitución de pensiones alimentarias
  • Separación de bienes
  • Separación de cuerpos
  • Sucesión ante juez de familia
  • Sucesión por mutuo acuerdo con testamento
  • Sucesión por mutuo acuerdo sin testamento
  • Testamento abierto
  • Testamento cerrado
ABOGADOS DE FAMILIA - DERECHO DE FAMILIA

disolución del matrimonio

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Uncategorized

LA DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO

LA DISOLUCION DEL MATRIMONIO

CAUSALES Y EFECTOS DE LA DISOLUCION DEL MATRIMONIO

El matrimonio civil se disuelve por la muerte real o presunta de uno de los cónyuges o por divorcio judicialmente decretado.

Los efectos civiles de todo matrimonio religioso cesarán por divorcio decretado por el juez de familia o promiscuo de familia.

En materia del vínculo de los matrimonios religiosos regirán los cánones y normas del correspondiente ordenamiento religioso.

CAUSALES Y EFECTOS DE LA DISOLUCION DEL MATRIMONIO

CAMILO A. DUQUE
Abogado civil y de familia, Redactor, Conciliador extrajudicial, generador de estrategias y negocios – universidad la Gran Colombia

Nulidad del matrimonio en Colombia

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Uncategorized

NULIDAD DEL MATRIMONIO EN COLOMBIA

divorcio en colombia, nulidad de matrimonio en colombia

La nulidad del matrimonio y su pérdida de efectos legales se da cuando:

  1. Cuando ha habido error acerca de las personas de ambos contrayentes o de la de uno de ellos.

  2. Cuando se ha contraído entre un varón menor de catorce años, y una mujer menor de catorce años, o cuando cualquiera de los dos sea respectivamente menor de aquella edad.

  3. Cuando para celebrarlo haya faltado el consentimiento de alguno de los contrayentes o de ambos. La ley presume falta de consentimiento en quienes se haya impuesto interdicción judicial para el manejo de sus bienes. Pero los sordomudos, si pueden expresar con claridad su consentimiento por signos manifiestos, contraerán válidamente matrimonio.

  4. Cuando no se ha celebrado ante el juez y los testigos competentes.

  5. Cuando se ha contraído por fuerza o miedo que sean suficientes para obligar a alguno a obrar sin libertad; bien sea que la fuerza se cause por el que quiere contraer matrimonio o por otra persona. La fuerza o miedo no será causa de nulidad del matrimonio, si después de disipada la fuerza, se ratifica el matrimonio con palabras expresas, o por la sola cohabitación de los consortes.

  6. Cuando no ha habido libertad en el consentimiento de la mujer, por haber sido esta robada violentamente, a menos que consienta en él, estando fuera del poder del raptor.

  7. Cuando uno de los contrayentes ha matado o hecho matar al cónyuge con quien estaba unido en un matrimonio anterior.

divorcio-y nulidad

8. Cuando los contrayentes están en la misma línea de ascendientes y descendientes o son hermanos.

9. Cuando se ha contraído entre el padrastro y la entenada o el entenado y la madrastra.

10. Cuando se ha contraído entre el padre adoptante y la hija adoptiva; o entre el hijo adoptivo y la madre adoptante, o la mujer que fue esposa del adoptante.

11. Cuando respecto del hombre o de la mujer, o de ambos estuviere subsistente el vínculo de un matrimonio anterior.

12. Cuando se celebra entre una mujer menor de veintiún años, aunque haya obtenido habilitación de edad, y el tutor o curador que haya administrado o administre los bienes de aquélla, siempre que la cuenta de la administración no haya sido aprobada por el juez,

13. Cuando se ha contraído entre los descendientes del tutor o curador de un menor y el respectivo pupilo o pupila; aunque el pupilo o pupila haya obtenido habilitación de edad

14. El matrimonio celebrado en contravención a lo dispuesto en este inciso o en el anterior, sujetará al tutor o curador que lo haya contraído o permitido, a la pérdida de toda remuneración que por su cargo le corresponda sin perjuicio de las otras penas que las leyes le impongan.

 

ARTICULO 140 DEL CODIGO CIVIL

CAMILO A. DUQUE
Abogado civil y de familia, Redactor, Conciliador extrajudicial, generador de estrategias y negocios – universidad la Gran Colombia

Proceso De Alimentos

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Uncategorized

PROCESO DE ALIMENTOS

proceso de alimentos en colombia

En Colombia existen dos métodos para garantizar que los padres cumplan con las obligaciones económicas hacia sus hijos evitando así el abandono por parte de sus progenitores.

 

Cabe resaltar que no es solo obligación del padre sino de la madre también, por lo tanto los alimentos se deben dar para suplir las necesidades de los menores en proporciones iguales y justificables.

 

En Colombia las demandas de alimentos se dan principalmente hacia los padres de familia, pero no es totalitario ya que un 30% de las demandas se dirigen hacia las mujeres y no se puede estigmatizar este tipo de incumplimiento solo hacia los padres de familia, ya que si bien es cierto muchos cumplen la obligación a cabalidad.

abogados de familia en bogota, cali, medelin, neiva, barranquilla, manizales, cartagena

En nuestra firma se reciben denuncias hacia padres y madres que han dejado de cumplir con su obligación pero resaltamos que hay padres y madres solteros que velan por el bienestar de sus hijos y los protegen aunque tengan que hacerlos solos.

Pero que es lo primero que debo hacer si el padre o madre ha dejado de cumplir con su obligación?

Es indispensable tratar de llegar a un acuerdo suscribiendo una conciliación ante la comisaria de familia, inspección de policía o en su defecto en una universidad acreditada para discutir la cuota alimentaria y regulación de visitas, esta acta de conciliación presta merito ejecutivo y es de obligatorio cumplimiento.

Que hago si se incumple el acuerdo conciliatorio?

Aquí es donde realmente inicia el proceso judicial; al existir incumplimiento en el pago de la cuota alimentaria se debe iniciar la demanda de alimentos ante el juez de familia por intermedio de nuestros abogados, quienes tienen experiencia en esa área y quienes solicitaran el embargo de alimentos así como la solicitud de los retroactivos, aumento de la cuota e incluso se podrá pedir que el padre pierda la patria potestad sobre el menor.

alimentos para menor de edad

Con lo anterior el padre perderá los derechos sobre sus hijos y si la madre decidiera salir del país ya no requeriría del permiso del padre.

Este procedimiento solo debe ser ejecutado por abogados con experiencia como los nuestros ya que de ejecutarse de manera indebida puede ser contraproducente y no podrá solicitarse nuevamente.

 

el segundo elemento es la denuncia penal por incumplimiento de cuota alimentaria, en el cual se puede incuso privar de la libertad a quien incumpla con lo acordado, pero en este caso relativamente no se pide el cumplimiento del pago sino la sanción social así que el denunciante no recibirá lo adeudado realmente.

 

Puedo negar las visitas por no cumplir con la cuota alimentaria?

Este es un error común en el que se piensa que si una parte incumple el otro tiene el derecho a también incumplirlo y es un error que puede generar la perdida de la patria potestad.

Un padre que hable mal a sus hijos o le impida verlos, no estaría vulnerando los derechos del otro padre sino de su hijo, así que el concepto de sancionar realizando un acto ilegal está mal enfocado.

El único que puede evitar que un padre vea a su hijo y negar las visitas es un juez, nadie más a título personal puede hacerlo y de presentarse esa situación podrá acudir a la policía de infancia y adolescencia para hacer cumplir las visitas reglamentadas.

Si se siente identificado con el texto anterior y cree que sus derechos están siendo vulnerados consúltenos para ayudar a proteger sus derechos.

CAMILO A. DUQUE
Abogado civil y de familia, Redactor, Conciliador extrajudicial, generador de estrategias y negocios – universidad la Gran Colombia

NACIDOS DENTRO O FUERA DEL MATRIMONIO NO CONLLEVA DIFERENCIAS DE TRATO JURÍDICO

Publicado el Deja un comentarioPublicada en Uncategorized

NACIMIENTO DENTRO O FUERA DEL MATRIMONIO NO PUEDE CONLLEVAR DIFERENCIAS DE TRATO JURÍDICO

hijos del matrimonio

Los hijos de crianza por asunción solidaria de la paternidad son beneficiarios de la pensión de sobrevivientes, al igual que lo son los hijos biológicos y adoptivos y de crianza simple, toda vez que el derecho debe ajustarse a las realidades jurídicas, reconociendo y brindando protección a aquellas relaciones en donde las personas no se encuentran unidas únicamente por vínculos jurídicos o naturales. Así mismo, pueden ser incluidos en los casos en los que los trabajadores solicitan el acceso a beneficios contemplados en convenciones colectivas o empresariales y el material probatorio demuestra o permite inferir la existencia de una relación familiar que se fundamenta en vínculos de afecto, respeto y protección entre el menor y el padre de crianza, la cual es apenas natural que exista después de largo tiempo de convivencia familiar.

Podemos interpretar la ley amparando que la ideología de familia está enfocada como una realidad sociológica que antecede a la sociedad y al Estado. La jurisprudencia constitucional ha definido a la familia como “aquella comunidad de personas emparentadas entre sí por vínculos naturales o jurídicos, que funda su existencia en el amor, el respeto y la solidaridad, y que se caracteriza por la unidad de vida o de destino que liga íntimamente a sus integrantes más próximos”.

La familia como pilar esencial de la sociedad pretende que dentro de un ambiente de respeto, amor, solidaridad, apoyo, igualdad, intimidad, derechos y obligaciones, sus integrantes logren un equilibrio y estabilidad que les permita desarrollarse a plenitud. 

Ha dicho la Corte que entre sus fines esenciales se destacan la vida en común, la ayuda mutua, la procreación, el sostenimiento y la educación de los hijos. 

En consecuencia, tanto el Estado como la sociedad deben propender a su bienestar y velar por su integridad, supervivencia y conservación.

En síntesis, de acuerdo con el mandato constitucional según el cual, los hijos habidos en el matrimonio y los habidos fuera de él gozan de los mismos derechos y deberes, la jurisprudencia constitucional ha rechazado cualquier forma de discriminación entre ellos, esto es, cualquier diferencia de trato que se base únicamente en que los unos son hijos nacidos dentro de un matrimonio y los otros no. 

Es más, ha reconocido que no existen tipificaciones o clases de hijos, sino que la referencia a matrimoniales, extramatrimoniales y adoptivos tiene su cimiente en los modos de filiación que no pueden ser tenidos en cuenta para ejercer un parámetro de discriminación entre los hijos.

De esta forma, siendo el origen familiar un criterio de distinción constitucionalmente rechazado, la circunstancia de que el nacimiento tenga lugar dentro o fuera del matrimonio no puede conllevar diferencias de trato jurídico en ningún caso, y menos aún en materias directamente relacionadas con el reconocimiento de la personalidad jurídica o con el goce de derechos y de protecciones especiales que deben operar en favor de todos los hijos. 

De igual forma, los hijos adoptivos tienen igualdad de derechos y obligaciones por cuanto en virtud de la adopción ingresan a la familia y se convierten en parte de ésta.

icbf

Aplicado los anteriores criterios al caso concreto, observa la Corte que la expresión “Cuando se trate de hijos extramatrimoniales” es inconstitucional, en cuanto consagra una diferencia de trato entre hijos matrimoniales y extramatrimoniales, por razón de su origen, que resulta a todas luces discriminatoria.

En efecto, mediante dicha expresión, la norma acusada introduce un trato diferencial, que sólo encuentra justificación en el origen de uno y otro, entre hijos nacidos dentro y fuera del matrimonio, pues sólo respecto de estos últimos aplica la regla que prevé la privación de la patria potestad del padre o madre que niega el reconocimiento del hijo y es declarado tal en juicio contradictorio.

De acuerdo con lo mencionado, se establece que solo hay tres tipos de filiación: matrimonial, extramatrimonial y adoptiva; la expresión “legítimo” cuando se refiere a hijos ha sido declarada inconstitucional por la Corte en diversas oportunidades por considerarla discriminatoria; todos los hijos sin importar su origen filial son iguales ante la ley, por lo tanto, gozan de los mismos derechos y obligaciones y la distinción entre hijos matrimoniales, extramatrimoniales y adoptivos se fundamenta en los modos de filiación, lo que implica que ello no puede ser un parámetro de discriminación en los derechos que les asisten.

Al respecto, la Sala estima necesario precisar las siguientes reglas que se derivan de la mayoría de las sentencias analizadas:

(a) Para calificar a un menor como hijo de crianza es necesario demostrar la estrecha relación familiar con los presuntos padres de crianza y una deteriorada o ausente relación de lazos familiares con los padres biológicos. 

El primero de los elementos supone la existencia real, efectiva y permanente de una convivencia que implique vínculos de afecto, solidaridad, ayuda y comunicación. 

El segundo de los elementos supone una desvinculación con el padre o madre biológicos según el caso, que evidencie una fractura de los vínculos afectivos y económicos. 

Ello se puede constatar en aquellos casos en los cuales existe un desinterés por parte de los padres para fortalecer sus lazos paterno-filiales y por proveer económicamente lo suficiente para suplir las necesidades básicas de sus hijos.

(b) De la declaratoria de hijo de crianza, se pueden derivar derechos y obligaciones. 

Teniendo en cuenta que los asuntos relativos al estado civil de las personas y a la filiación son materia exclusiva del legislador, cuando se establezca la existencia de un hijo de crianza, madre o padre de crianza debe existir certidumbre acerca de dicha condición de acuerdo con el material probatorio que obre en el expediente. 

Teniendo en cuenta lo anterior, le corresponde a la Sala como resultado determino en la parte motiva de esta providencia el accionante tiene derecho a lo pretendido en la demanda de tutela, ya que se puede concluir que:

derecho de los niños

Primero. La familia es una realidad social de todos los tiempos, que goza de una amplia regulación a nivel interno e internacional que busca garantizar bienestar y velar por la supervivencia, conservación e integridad. La familia puede ser conformada por vínculos naturales o jurídicos y varía según sea su composición familiar.

Segundo. Sólo hay tres tipos de filiación que son matrimonial, extramatrimonial y adoptiva. Todos los hijos, sin importar su Origen Filial, son iguales ante la ley y, por lo tanto, gozan de los mismos derechos y obligaciones.

Tercero. Los asuntos relativos a la filiación y al estado civil de las personas son de orden público y de competencia exclusiva del legislador con fundamento en el artículo 42 de la Constitución Política y tal como lo ha reconocido la jurisprudencia en la sentencia C-258 de 2015. 

Es así como el legislador en la Ley 29 de 1982, en el Código Civil, específicamente en los Títulos X, XI, XII y XIV, y en el Código de la Infancia y la Adolescencia, al aludir de hijos se refiere de manera exclusiva a los hijos matrimoniales, extramatrimoniales y adoptivos, distinción que sólo es válida para efectos de filiación, puesto que gozan de los mismos derechos y obligaciones. 

A su vez, únicamente es posible establecer parentesco por consanguinidad, afinidad o civil.

Cuarto. La categoría “hijos de crianza” es de creación jurisprudencial; por lo tanto, el juez al momento de declarar la existencia de dicho vínculo debe hacerlo con base en un sólido y consistente material probatorio del que derive unos fuertes lazos familiares existentes entre los menores y su padre de crianza, así como la constatación de una ausencia de vínculo o muy deteriorada relación entre el menor y su padre biológico. Por cuanto de dicha declaratoria más adelante se pueden derivar otro tipo de consecuencias jurídicas.

Quinto. El debido proceso es una garantía constitucional de la que gozan todos los ciudadanos. Esto les impone a las autoridades administrativas atender a las solicitudes de las personas presentando una adecuada motivación, teniendo en cuenta los procedimientos dispuestos para ello.

Sthefanny Feney Gallo Herrera
Abogada, Conciliadora e Investigadora de la Universidad la Gran Colombia